La consciencia ficción es un nuevo género literario que se nutre de la ciencia ficción, la ficción especulativa, la realidad fantástica y la literatura transpersonal que busca alcanzar un nivel de consciencia sobre uno mismo y sobre el mundo que lo rodea.

De la ciencia a la consciencia

La fina línea que separa la ficción de la realidad es una cuerda muy fina sobre la que se puede hacer malabarismos gracias a las herramientas que nos proporciona la literatura.

Ficción y fantasía: la fina línea que las separa

La ficción es la categoría en la que se engloban todas aquellas obras, tanto literarias como audiovisuales, en las que se presenta al lector o al espectador un mundo imaginario que se rige por sus propias reglas. Es la categoría opuesta a la no ficción (ensayos, documentales, periodismo, etc.), que se caracteriza por representar nuestro mundo tal y como es.

El mundo ficticio puede tender hacia el realismo, presentándonos un mundo verosímil según las reglas que rigen nuestra realidad, o mostrarnos un escenario fantástico en el que todo lo que sucede parte de una semilla creada por completo en nuestra mente.

En las obras más psicológicas en las que se relatan sueños, imaginaciones o

enfermedades mentales (psicosis, paranoias, delirios, entre otros), la fina línea entre la realidad y la ficción se difumina. En el realismo se cuela la fantasía, aun bajo las reglas de nuestra realidad.

Ciencia ficción y distopía: un mundo para reflexionar

La ciencia ficción es un género literario y audiovisual que nació en los años veinte y que se engloba en la categoría de ficción. Las reglas que rigen los mundos que aparecen en este género basan su verosimilitud en la tecnología dentro de un marco imaginativo.

No es imprescindible que las obras de este género sean futuristas ni ambientadas en el espacio. De hecho el subgénero de la distopía, que nació a finales del siglo diecinueve y se popularizó a principios de los dosmiles, lleva por bandera la crítica de nuestra sociedad actual.

En este tipo de obras, se presentan sociedades ficticias antiutópicas e indeseables. Estas nacen de la deshumanización de su población en el supuesto de que alguna de nuestras realidades actuales se descontrole de forma exagerada. Se suelen criticar a los gobiernos tiránicos, al capitalismo, a la inmoralidad en el uso de la tecnología, a los desastres ambientales, entre otras temáticas.

Literatura consciente transpersonal: un yo para analizar

La literatura consciente transpersonal engloba las obras que incluyen aspectos espirituales y trascendentales en la experiencia del ser humano: cuando la consciencia va «más allá» del ser humano y el protagonista observa el mundo a través de su propia humanidad.

En este tipo de obras, se profundiza en las sensaciones, experiencias y eventos que definen la identidad de uno mismo para permitir al lector experimentar la realidad desde una nueva óptica más consciente.

En estas obras se aprovechan los conocimientos en psicología sobre la psicoterapia transpersonal para reflexionar sobre las experiencias metafísicas de la vida. En ellas, el autor trata de expandir la consciencia y conocimiento interior para alcanzar el encuentro de

sentido en uno mismo en el mundo y en nuestra sociedad.

La «consciencia ficción»: un nuevo género literario

La consciencia ficción es una propuesta de nuevo género que mezcla la ficción con la consciencia transpersonal. Se trata de alcanzar una introspección para comprender con mayor profundidad nuestro sentido de vida personal y los estados de nuestras sensaciones a través de jugar con la mezcla entre la realidad y la fantasía. El autor de este tipo de obras escribe sobre la fina línea de la consciencia y el delirio; entre la realidad y la fantasía.

Con estas obras de ficción, Eduardo J. Solo usa las mismas estrategias que en la distopía para hacer reflexionar al lector sobre sí mismo, sobre el mundo que lo rodea y sobre la moralidad.