Ya sea que tengas un manuscrito y desees publicarlo, que te hayas anticipado a los acontecimientos y tengas toda la información para publicar tu obra sin escribirla; o bien, que aún no tengas la obra ni la más remota idea de cómo publicarla, sin duda ¡este artículo es para ti! Para que te decidas a dar el paso y apuestes todo por la publicación de tu libro.

¿Cómo escribir un buen libro?

Además de asegurarte de que tu obra tenga una buena historia, debes cumplir con algunos pasos que incluyen: cuidar el estilo del libro, reducir al nivel más mínimo los errores ortográficos y diseñar una portada acorde a la temática del libro. Esto no es lo único necesario para escribir una buena obra, pero sí que son aspectos importantes para que esta tenga éxito.

¿Cómo publicarlo?

Para publicar tu libro debes escoger entre dos opciones: recurrir a diversas editoriales para que alguna acepte publicarte o tomar las riendas de la auto publicación de tu obra. Recuerda que también puedes escoger entre publicar tu libro en físico, en versión digital o escoger la impresión bajo demanda.

Ventajas y beneficios de publicar un libro

La publicación de un libro siempre genera en el autor una sensación gratificante. Sin duda, publicar una obra tiene ciertas ventajas, entre las que destacan:

  • Reconocimiento nacional e internacional.
  • Con un calendario planificado y un buen presupuesto, la publicación puede merecer una baja inversión con contenido de buena calidad.
  • Si has desarrollado un blog previamente a la escritura y publicación del libro, puedes apoyarte con esta u otras herramientas digitales para su divulgación.

Pasos para escribir y publicar un libro

Escribir un libro y publicarlo no significa que será una obra exitosa. Para materializar un libro y triunfar se debe ser disciplinado, meticuloso y enfocarse especialmente en seguir una serie de pasos que aseguren el éxito de la obra y de su autor.

1. Escribe un buen título cautivador

El título del libro es, en la mayoría de las ocasiones, el primer enlace del lector con la obra. Por ello, un nombre interesante, que encienda la chispa de la curiosidad del lector y deje entrever en pocas palabras el sentido del libro, será la clave para garantizar que la obra sea leída por un mayor número de personas.

Haz una lista de opciones, presta atención a frases propias y características del contenido de tu obra, escoge una opción que seduzca e invite a leer el libro. Lo ideal es seleccionar un título irresistible con el que se cautive la atención y el interés del lector.

2. Decide quién va a ser tu público objetivo

Lo más aconsejable es ampliar tanto como sea posible el público objetivo al cual te diriges. Debes tener en cuenta las características específicas de tu libro que se comportan como cualidades atraen y enganchan a los lectores.

Debes tener en cuenta que ampliar este alcance no significa abarcar un amplio sector del mercado, pues no se tratará de una meta realista y el objetivo planteado en torno al número de lectores estimado para tu libro no se cumplirá.

3. Permítete equivocarte

El proceso de escritura y publicación de un libro no tiene que ser perfecto e impecable desde el principio. Sea tu primer, segundo o centésimo libro los errores y obstáculos estarán presentes y lo ideal es sortearlos de la mejor forma posible.

Sin embargo, debes tener en cuenta que, si te equivocas, no será el fin del mundo. Puedes corregir los errores, pulir los detalles y obtener experiencias y aprendizaje para tus futuras publicaciones.

4. Decide la temática de tu libro

Debes buscar el equilibrio entre el aspecto mencionado anteriormente y esa temática que te apasiona. Es posible que tengas una idea excelente y no sepas cómo empezar a desarrollarla.

En tal caso, es recomendable leer otras historias y visitar algunas librerías en las que suelen organizar los libros según su temática. Revisar algunos títulos será beneficioso para decidir la temática de tu obra.

5. Crea y diseña una buena portada

Si ya tienes la obra escrita, puedes tomar símbolos importantes del contenido y plasmarlos en el diseño de la portada sin revelar muchos detalles sobre este. Todo sea por despertar el interés de los lectores.

En este orden de ideas, recuerda poner atención también sobre el lomo y la contraportada. El diseño de la cubierta de tu libro debe involucrar estas partes del ejemplar para ofrecer al lector una publicación cuidadosamente diseñada que refleje desde su exterior la excelencia y calidad de su contenido.

Recuerda; no es lo mismo publicar que vender

Antes de que el libro esté publicado debes iniciar una campaña para dar a conocer tu obra, darte a conocer como autor y hacer todos los esfuerzos necesarios para que el libro tenga el mayor alcance posible dentro de su público objetivo.

No es lo mismo publicar que vender; es una frase realmente cierta. Para lograr las ventas de tu obra tendrás que implementar una estrategia de marketing a mediano plazo para garantizar que la mayor cantidad posible de personas conozcan tu libro, se interesen por él y deseen adquirirlo cuando se haya publicado